Finanzas Personales: 6 Consejos para Ordenarte con Éxito

Si quieres emprender un nuevo negocio, primero debes poner en orden tus finanzas personales.

¿Por qué? Un balance personal impecable es tu principal herramienta de presentación ante inversionistas potenciales.

Ganarse la confianza de instituciones como los bancos puede ser el motor que te ayude a lograr tus objetivos pero, para ello, debes evitar tener unas finanzas desordenas que puedan convertirse en un obstáculo para tu proyecto personal.

Sabemos que empezar un emprendimiento implica asumir riesgos y que esto te puede generar preocupaciones y angustias.

Por ello, a continuación, te explicamos los principales conceptos financieros que debes considerar y te brindamos algunos consejos prácticos que te permitirán gestionar adecuadamente tus finanzas personales y, por lo tanto, mejorarlas.

Una primera definición sobre finanzas personales

Cuando hablamos de finanzas personales nos referimos a la gestión de los recursos económicos con los que cuentas, de cara a una planificación futura.

Los riesgos financieros, las metas, los instrumentos de ahorro y la capitalización que tienes disponible son los aspectos que debes considerar para organizar tu dinero.

En tal sentido, las finanzas personales deben entenderse como un asunto profesional, pues, muchas veces cometemos el error de ver los gastos personales como algo de poca importancia; pero, en realidad, se trata de un área de nuestra vida que debe tratarse con un mínimo de criterio objetivo.

En caso contrario, podríamos tener un desastre financiero en nuestra vida cotidiana.

Lo que nos impediría alcanzar nuestras metas y hasta perderlo todo ante cualquier emergencia, por muy pequeña que sea.

La importancia de tener tus finanzas personales organizadas para emprender

En el caso de los emprendedores, las finanzas personales son fundamentales.

En parte, porque al emprender asumirás riesgos financieros que pueden desequilibrar tu economía, en especial si tienes que dejar tu empleo seguro.

Por esta razón, la gestión de tu capital individual puede significar el éxito de tu negocio. Veamos por qué.

En principio, es importante saber que las finanzas personales deben estar separadas de las de tu nuevo emprendimiento.

Manejar un negocio naciente como una extensión de tus gastos diarios, es una receta para el fracaso.

Por ello, el orden en tus finanzas personales te permitirá mantener adecuadamente esas cuentas separadas.

En segundo lugar, por lo general, durante los primeros meses de vida de un nuevo emprendimiento, los ingresos suelen ser bajos hasta que se alcanza una rentabilidad mínima.

Tener bien administrados tus ahorros, instrumentos financieros y capital será primordial para sobrellevar esos primeros meses de bajos ingresos monetarios.

Ahorrar es fundamental para tus finanzas personales
Nombre: el-ahorro-es-fundamental
Photo by rawpixel.com from Pexels Atribución Bajo Licencia CC0 1.0

Además, es probable que en la etapa de búsqueda de capital para el desarrollo del emprendimiento, tengas que acudir a las instituciones bancarias.

Los bancos suelen evaluar la idea y el plan de negocios de los emprendimientos, pero también piden buen historial crediticio por parte de sus fundadores.

Esto, para comprobar el estado de las finanzas personales de quienes serán, a fin de cuentas, los responsables de responder a nombre de la nueva empresa por el dinero recibido.

Pero, los bancos también piden este historial porque quieren juzgar la capacidad administrativa de los emprendedores.

Así, pueden determinar si los mismos tienen habilidades administrativas, que son vitales para que cualquier emprendimiento funcione.

Recuerda, se trata de ganarte la confianza de quienes financiarán una idea que todavía no existe en el mercado.

Tener unas finanzas personales ordenadas, en este sentido, será tu principal herramienta.

¿En qué punto se encuentran tus finanzas personales?

Tomando como base este punto de partida, te estarás preguntando ¿En qué estado se encuentran mis finanzas personales? y para responder a esa pregunta, tendrás que hacer un balance personal.

Este instrumento de evaluación te permitirá desgranar cada aspecto de tus finanzas personales, para así verlos en perspectiva y con distancia crítica.

El siguiente video te indica como realizarlo, paso a paso:

Para que el balance sea efectivo, debe incluir los elementos principales, que son los ingresos y egresos, pero también los elementos secundarios, incluyendo los de riesgo, que no suelen mencionarse mucho.

Idealmente, un balance debe responder a varias preguntas, entre ellas: ¿Cuáles son nuestros activos?

Incluyendo aquí los ahorros (no olvides las tasas de interés sobre los mismos), los bienes e inmuebles y cualquier otra inversión que poseamos.

En contrapartida, debemos poner nuestros pasivos, que van desde los gastos y pagos que hacemos regularmente, hasta la deudas en tarjetas de crédito, cuotas de vivienda, préstamos que estemos pagando y hasta algún gasto en el futuro inmediato que ya tengamos presupuestado.

Como te mencionamos, es recomendable incluir los factores de riesgo.

Por ejemplo, si en la columna de activos tienes un ítem referido a «ingresos por trabajos freelance», bien podrías considerar qué tan riesgoso es ese ingreso.

Es decir, si hay posibilidades de que al mes siguiente de realizado el balance, el acuerdo por ese servicio se rompa y dicho ingreso ya no forme parte de tus entradas cotidianas.  

Establecer un balance personal te ayudará a tener un cuadro más realista con respecto a tus verdaderos ingresos y egresos mensuales.

6 consejos básicos para mejorar tus finanzas personales

Una vez hecho tu balance, no debes caer en lo que se conoce como «parálisis por análisis»; más bien, debes actuar. Si, luego de realizar el balance, tus finanzas personales requieren mejorar, deberías implementar un plan de acción para aumentarlas. A continuación, te daremos algunos consejos para lograrlo.

Investiga y Edúcate

La mayoría de las personas no presta mucha atención a la educación financiera. Esto es un error, especialmente en estos tiempos en que obtener información es tan sencillo.

Busca un curso de finanzas personales o investiga sobre las herramientas disponibles en ese campo. Dedícale tiempo a tus finanzas y prepárate.

Elabora un Presupuesto y Plan de Gastos

Una vez hecho el balance, presupuestar tus gastos futuros será más sencillo, ya que observarás con mayor claridad donde están los «huecos» de tus gastos habituales y cómo resolverlos.

Además, hacer presupuestos y planes de gasto te facilitará la planificación futura, sobre todo a la hora de ahorrar.

Revisa Regularmente Tu Crédito

Revisa tu crédito para controlar tus finanzas personales
Imagen de StockSnap en Pixabay Atribución Bajo Licencia CC0 1.0

No debe haber estigmas sobre las tarjetas de crédito. Bien empleadas pueden incluso ahorrarnos dinero (utilizando los sistemas de puntos que otorgan algunos proveedores, por ejemplo).

Lo importante es que regularmente estés checando tus gastos y límites de crédito disponibles.

Automatiza Tus Finanzas

Esto lo consigues estableciendo un monto fijo mensual para tus gastos.

Un porcentaje para vivienda, otro para alimentos, otro para servicios, lo que gastarás en entretenimiento y esparcimiento, etc. Con un sistema así, tendrás controlados tus gastos.

Un tip importante: ¡No olvides destinar un porcentaje, aunque sea pequeño, para tus ahorros!

Reduce Gastos y Paga Tus Deudas

El balance ya debe haberte dado una perspectiva sobre tus gastos superfluos. Ahora, puedes reducirlos.

Sobre las deudas es igual: en el balance sabrás claramente lo mucho que te consume el tener deudas pendientes. Lo recomendable es salir rápido ellas y procurar no adquirir nuevas.

Ahorra e Invierte Tu Dinero

Como mencionamos en el punto 4, hay que ahorrar. Pero, la clave también es invertir. El dinero ahorrado solamente es útil si la tasa de interés obtenida por ellos es superior al índice de inflación.

En caso de no serlo, invertir dinero es buena forma de rentabilizar tu capital y guardarlo de forma más efectiva, ya que así no pierde su valor con el paso del tiempo.

Conclusión

Las finanzas personales son un elemento importantísimo en nuestras vidas. Pero lo son más al momento de iniciar un nuevo emprendimiento.

Debes educarte al respecto y utilizar las herramientas disponibles para una correcta gestión de tus recursos. Desde el ahorro hasta los instrumentos para invertir dinero.

Con un mínimo plan, basado en los consejos básicos que te brindamos, rápidamente puedes mejorar lo que esté fallando en tus finanzas personales.

Si aún tienes dudas, te aconsejamos realizar algún curso de finanzas que te ayude.

Sea cuál sea el camino que escojas, lo importante es que no descuides la administración de tu capital individual. De lo contrario, no solo te puedes poner en riesgo a ti mismo, sino también a los proyectos que quieras llevar adelante.

Comienza entonces a tomar cartas en el asunto y ordena tus finanzas personales.

Si te gustó este artículo, quizás te interese:

Modelo de Plan de Negocios: Conceptos Básicos y Generales
Pensiones y Frugalidad: ¿Qué Hacen los Jóvenes en el Mundo para Retirarse Antes de Tiempo?
Plan de Jubilación: La Importancia de Planificar y Ahorrar
Pensiones en Colombia: 5 Puntos a Seguir para Acceder a Una Pensión
Pensiones: 7 Claves para Lograr un Buen Futuro Económico

Compartir

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Email

Conoce todos nuestros proyectos

Le invitamos a conocer más de los proyectos que unikapromotora tiene para usted.

Recibe nuevas Noticias

Déjanos tu correo electrónico y te enviaremos noticias nuevas al momento.

Recibe nuevas Noticias

Déjanos tu correo electrónico y te enviaremos noticias nuevas al momento.