¿Cómo Ganar Dinero al Invertir en Propiedades Residenciales?

Quienes desean invertir en propiedades, no necesariamente tienen que hacerlo en sectores que implican una formación, aunque sea mínima, en bienes raíces.

Existen otras formas más sencillas de hacer inversiones inmobiliarias. Una de ellas son las propiedades residenciales.

Se trata de un método de inversión ideal para pequeños y medianos inversionistas. Personas en disposición de hacer rendir sus ahorros personales.

Aunque también se puede entrar en este esquema de inversión a través de un crédito bancario.

Sigue leyendo, porque en este artículo te explicaremos detalladamente en qué consisten estas inversiones. También te diremos cómo medir su efectividad y qué debes hacer para entrar en ellas. 

Invertir en Propiedades Residenciales: ¿Qué Significa?

Las propiedades residenciales, también llamadas propiedades clásicas, son tal vez el método más sencillo para invertir en propiedades.

Básicamente, se trata de comprar vivienda en una zona residencial y arrendarla para su uso; por cuenta propia o utilizando a un operador inmobiliario. 

Se trata de una inversión que se amortiza a través del arriendo operativo. Lo que implica que, en sí misma, genera rentas por su uso. Aunque también se valoriza con el tiempo.

De allí que el propietario pueda vender su propiedad, si ya no desea seguir arrendándola. 

¿Cómo Puedes Ganar Dinero al Invertir en Propiedades Residenciales?

Entérate de cómo rentabilizar tu inversión al invertir en propiedades
Atribución: Foto de Alexander Mils en Pexels, bajo una licencia CCO.

Las personas, en especial los jóvenes, tienden a arrendar viviendas mientras pueden comprarse una. Esto lo hacen los estudiantes, los emprendedores, las parejas recién casadas y los inmigrantes.

Por lo tanto, invertir en propiedades residenciales y arrendarlas es un buen negocio, ya que este tipo de inversión inmobiliaria cuenta con muchos potenciales clientes.

Sobre todo en entornos urbanos, donde abundan las personas jóvenes, las parejas que están empezando su vida conyugal y los inmigrantes que necesitan un lugar donde vivir. 

Restando los gastos operativos y de mantenimiento, una propiedad residencial bien arrendada puede dar ingentes ganancias a sus dueños.

En tal sentido, este tipo de inversión inmobiliaria comienza a dar frutos desde los primeros momentos de ser adquirida. 

Aprende a Calcular el Retorno de Invertir en Propiedades Residenciales

Analicemos esto con detenimiento, ya que es importante comprender tres conceptos pertinentes antes de invertir en propiedades residenciales.

A saber: amortización de la inversión, renta constante y gastos operativos o de mantenimiento. 

Amortización de la inversión: Es el período que te tomará recuperar la cantidad completa invertida en la propiedad. 

Renta constante: Esta es la cantidad de dinero que recibirás, casi siempre, de forma mensual; pues hay contratos de arriendo que se hacen anualmente.

En el caso del ejemplo que te daremos a continuación, estaríamos hablando de una renta constante de 7.000.000 de pesos al mes. 

Gastos operativos y de mantenimiento: Tu propiedad generará algunos gastos de mantenimiento. Al principio, por ser nueva, estos serán pocos.

Pero, eventualmente, deberás hacer refacciones y reparaciones en la vivienda. En algunos casos, también deberás pagar impuestos municipales. 

Por su parte, los gastos operativos son los derivados de la contratación de alguna operadora.

Se trata de una empresa que sirve como intermediaria entre tu propiedad y los inquilinos de la misma. Estas compañías te liberan de la responsabilidad de manejar el arriendo de tu propiedad.

Los servicios de estos intermediarios pueden ir desde la elaboración de los contratos, hasta el mismo mantenimiento de la propiedad.

También pueden defender tus intereses en caso de algún conflicto con los arrendadores. Todo varía de acuerdo al operador elegido. 

Pero, sea cual sea el caso, estas operadoras te cobrarán por su servicio. Puede ser una cantidad fija o, como es más habitual, un porcentaje del precio mensual del arriendo. Es a esto a lo que se conoce como gastos operativos. 

Entonces, ¿cómo calcular el retorno de la inversión (ROI en sus siglas en inglés, que corresponden a Return On Investment)?

Toma el precio del arriendo, réstale los gastos operativos y de mantenimiento y, entre esa cantidad, divide la inversión que realizaste en la vivienda. 

Por ejemplo: Si invertiste 500.000.000 de pesos y rentas el apartamento en 7.000.000 de pesos al mes, con unos gastos operativos y de mantenimiento de alrededor de 1.700.000 de pesos mensuales, te tomará unos 8 años recuperar el dinero invertido. 

Tipos de Residencias para Invertir y Cuál es Más Conveniente

Tipos de propiedades residenciales
Atribución: Foto de Ana Clara de Castro en Pexels, bajo una licencia CCO.

Se puede invertir en propiedades residenciales como casas, apartamentos, bungalows, loft o chalets, entre otros. Todas tienen ventajas y arrendatarios posibles.

Sin embargo, tal vez te preguntes, ¿son todas convenientes? Veamos.

La respuesta clara y directa es que no. Sobre todo en las ciudades colombianas, ya que, por razones urbanísticas y socioeconómicas, nuestras ciudades son mayoritariamente el terreno fértil de los apartamentos.

De allí que claramente sea mucho más conveniente, en el caso de las propiedades residenciales, invertir en apartamentos.

Estos deben estar pensados para el arrendatario ideal que mencionamos previamente: parejas recién casadas, jóvenes ejecutivos, inmigrantes, estudiantes, etc. 

Dichos clientes potenciales prefieren algunos elementos clave. Entre ellos, la ubicación céntrica; pocas, pero cómodas habitaciones; seguridad y acceso cercano al transporte público y el comercio. Todos factores fundamentales de la vida moderna. 

Por lo tanto, si quieres ganar dinero constante con una inversión en propiedades residenciales, busca una propiedad que tenga esas características. Al hacerlo, estarás realizando lo que los expertos llaman una inversión estratégica. 

Conclusión

Invertir en propiedades residenciales es una manera sencilla de hacer crecer tu dinero; además, quitan poco tiempo, sobre todo si se delega su operación.

Lo fundamental es que aprendas a calcular el retorno de la inversión, para así hacer una inversión inteligente.

De ese análisis, solo queda elegir el tipo de inversión inmobiliaria que más te conviene, minimizando riesgo y maximizando tu ganancia. 

Si te gustó este artículo, tal vez te interese:

Propiedades de Inversión: Ventajas de Apostar por Ellas

Inversiones Inmobiliarias: Guía Paso a Paso para Comprar una Vivienda

Inversión Inmobiliaria: Puntos Clave a Analizar

Propiedad de Inversión Vs. Propiedad Planta y Equipo o Inventarios

Plan de Jubilación: La Importancia de Planificar

Compartir

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Email

Conoce todos nuestros proyectos

Le invitamos a conocer más de los proyectos que unikapromotora tiene para usted.

Recibe nuevas Noticias

Déjanos tu correo electrónico y te enviaremos noticias nuevas al momento.

Recibe nuevas Noticias

Déjanos tu correo electrónico y te enviaremos noticias nuevas al momento.